Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

Actividad económica comarcal

Las principales características de los sectores económicos de la zona son las siguientes:

Sector primario

Agricultura

La superficie destinada al uso agrícola en el ámbito de ADEMA abarca 143.550 Ha, más de un 40% del total de la superficie de la zona de actuación, lo que indica la importancia de este sector. Del conjunto de Has (año 2014) un 81,08 % es de cultivos herbáceos, un 17,00 % de barbecho, un 0,019 % de cultivos leñosos y un 2% de pastizales. La agricultura predominante es la de secano cerealista. Cebada, trigo y girasol representan un 92,95%.

El regadío está presente en la  vega del Duero y el Jalón, pero hasta la fecha ha estado infrautilizado. No obstante la modernización del Canal de Almazán con una longitud de 60 Km, declarada de interés general,  y la reconcentración parcelaria  es ya una realidad (su conclusión está prevista para finales de 2015) y su óptima utilización, con la mejora de la labor del riego y de  las condiciones de trabajo,  es una oportunidad histórica para contribuir al desarrollo económico y social del entorno. Por otro lado el regadío en la zona de Matamala de Almazán, Arcos de Jalón y Monteagudo de las Vicarías, es minifundista y poco modernizado y sería un potencial de desarrollo.

Según el último Censo Agrario (año 2009) los titulares de explotaciones tienen una edad elevada (31,69 % más de 65 años  y  44,05 % entre 45 y 64 años), son fundamentalmente varones (86,1%) y la mayoría posee una formación agrícola basada únicamente en la práctica (81,5%).Predomina el agricultor persona física como titular (92,02%),  y de las 1.530 explotaciones, 886 eran inferiores a 100 Ha, 399 entre 100 y 200 Ha y 245 de más de 200 Ha, tendiendo al aumento de hectáreas por explotación en los últimos años.

El nivel de mecanización y el parque de maquinaria por explotación en la zona, está por encima de la media nacional. Cerca de un 30% de las explotaciones contrata labores agrícolas a otras explotaciones o empresas de servicios.

La agricultura ecológica se puede plantear como una alternativa en la zona para pequeñas explotaciones, encaminada principalmente a la venta en fresco y con destino al consumidor final, siendo importante el tema de la comercialización.  El cultivo de plantas aromáticas es otra alternativa que se practica en la localidad de Arenillas.

Ganadería

En cuanto a la ganadería, el sector porcino es el predominante en el ámbito de actuación de ADEMA, seguido del ovino. Por el contrario, las explotaciones de bovino y caprino se encuentran en franca decadencia. En cuanto al porcino en el territorio había en el año 2014, 59 explotaciones, distribuidas en 22 municipios, contando con un total de 106.780 cabezas, de las que un 11,69 % eran de reproducción y un 88,31 % de cebo. Almazán es el municipio con mayor concentración de ellas, 25,06% del total y 17 explotaciones. Por lo general cuentan con instalaciones modernas y mecanizadas. La mayoría de estos ganaderos están agrupados en ADS (Agrupaciones de Defensa Sanitaria). Hay una planta de tratamiento de purines en Almazán.

En lo que respecta al ganado ovino es el segundo en importancia. Cuenta con 133 explotaciones ganaderas en 27 localidades y un total de 55.506 cabezas (año 2014),  de las que un 8,26 % son plazas de cebo, resultando una media por explotación de 417 cabezas. La ganadería ovina es típicamente extensiva, basada en un pastoreo regido por prácticas muy tradicionales y cuya finalidad es la producción de carne. Las comarcas agrarias de Almazán y Arcos de Jalón, así como Quintana Redonda y Tardelcuende, en la comarca agraria de Soria, son zonas aptas para ser amparadas por la Indicación Geográfica Protegida “Lechazo de Castilla y León”, estando algunos ganaderos inscritos en dicha denominación, los cuales comercializan  el producto a través de cooperativas. No se efectúan labores de ordeño. En los últimos 15 años ha habido un descenso importante de este tipo de ganado en las comarcas de ADEMA, debido en parte  a las condiciones de la PAC, que han favorecido el abandono indemnizado, y a la falta de relevo generacional y sigue siendo un sector que depende de las ayudas europeas. Las explotaciones suelen ser familiares y a veces continúan los hijos con su gestión cuando los padres se jubilan. La progresiva desaparición de este tipo de ganado supone una importante pérdida en el territorio por los beneficios que su presencia aporta.

El ganado caprino se distribuye (año 2014) en 28 explotaciones de pequeño tamaño ubicadas en 14 municipios que en su conjunto reúnen 459 cabezas, siendo el de Arcos de Jalón el de mayor concentración con un 34% del total de las cabezas y 8 explotaciones.

El ganado bovino tan solo está presente (año 2014) en 8 municipios, con un total de 17 explotaciones, de las que 3 tienen la tipología de cebo y 14 de no ordeño. Las características climatológicas de la zona, con escasas precipitaciones, inviernos fríos y rigurosos y veranos secos, no son adecuadas para el establecimiento de este tipo de ganado. Sería factible el establecimiento de este tipo de ganado intensivo.

En 2014 en 13 municipios del ámbito de ADEMA no había ningún tipo de explotación ganadera: Velilla de los Ajos, Yelo, Borjabad, Bayubas de Abajo, Alcubilla de las Peñas, Cañamaque, Fuentepinilla, Maján, Momblona, Nepas, Nolay, Rello y Torlengua.

Otro tipo de ganadería que podemos encontrar en la zona de ADEMA (año 2014) es: en la comarca de Almazán una explotación de visones (2500 reproductoras y 13000 crías), 2 explotaciones de conejos (1600 reproductoras y 9750 de cebo), 28 apicultores (315 colmenas) y un apicultor profesional (550 colmenas), y en la zona de Arcos de Jalón, una explotación de conejos (575 reproductoras y 3560 de cría), 768 gallinas censadas y 21 apicultores (315 colmenas) ninguno de ellos profesional.

Forestal

La superficie forestal del ámbito de actuación de ADEMA es de 116.057 ha, lo que representa un 34,14 % del total del territorio. Los principales aprovechamientos son: 1. La madera. 2 Los pastos y las leñas. El aprovechamiento energético de la biomasa podría contribuir a minimizar el riesgo de incendios y a dinamizar la economía rural. 3. La resina. En la actualidad en el ámbito de actuación de ADEMA, se está viendo una reactivación de este sector y tras cesar en la actividad durante años (en el año 2008 solo había un resinero en Soria), en algunos municipios se ha vuelto a resinar, habiendo resineros (año 2015) en los siguientes términos: Almazán (27), Bayubas de Abajo (8), Bayubas de Arriba (2), Berlanga de Duero (1), Quintana Redonda (14), Tajueco (2), Tardelcuende (29) y Valderrodilla. A ello ha contribuido la insistencia de algunos Ayuntamientos de la zona como los de Tardelcuende y Almazán y de otras entidades como CESEFOR o ADEMA que participó en un proyecto de cooperación “Resina y Biomasa”(2010-2013). El relanzamiento de la actividad se ve potenciado por la construcción de una planta de destilería de resinas en el polígono industrial de Almazán, que con una inversión de dos millones de euros, dará trabajo directo e indirecto a personas residentes en el medio rural, poniendo de manifiesto que la resina puede ser una importante fuente de ingresos y de empleo en el territorio. 4. La micología. La gran riqueza micológica de la zona atrae un número cada vez mayor de recolectores y aficionados y es un punto de atracción turística y de desarrollo rural en el territorio. En el ámbito de actuación de ADEMA hay (temporada 2014/2015) 26.825,45 Has de monte reguladas (16,43% del total de la regulada en la provincia de Soria), precisando permiso para la recolección de setas en los mismos. Existen puntos fijos de compra y venta en Lubia (Cubo de la Solana), Matamala de Almazán, Quintana Redonda, Fuentelcarro (Almazán) y Bayubas de Abajo, pudiendo encontrar empresas comercializadoras de estos productos en estas dos últimas localidades. Hoy las setas de Catilla y León cuentan con una marca de garantía, que es la culminación de un trabajo iniciado en las comarcas de Almazán con el proyecto MYAS liderado por ADEMA. Finalmente la provincia de Soria cuenta con terrenos de inmejorable calidad para albergar plantaciones truferas, a las que es necesario añadir una infraestructura de riego y trabajar en la búsqueda de un mercado de este producto capaz de absorber la producción futura de la zona.

Destacar el proyecto “Montes de Socios”, gestionado por la Asociación Forestal de Soria y que trata de recuperar y poner en valor los montes que pertenecen a varios socios, a través de la constitución de Juntas Gestoras facultadas para administrar y gestionar los montes pro-indiviso, con el fin de conservar los usos y costumbres asociados a los montes.

La Caza

El territorio del ámbito de actuación de ADEMA, al igual que toda la provincia de Soria, tiene una destacada importancia cinegética dentro del contexto nacional. Su gran extensión, la amplia variedad de hábitats, así como el elevado número de especies que los configuran, son factores responsables de su potencialidad. Según datos de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, del total de capturas de caza mayor en esta Comunidad Autónoma (temporada 2012-2013), un 31,60% (13.954 piezas) se cazaron en la provincia de Soria entre jabalí, corzo y venado, mientras que la caza menor supuso un 13,77 %, siendo la especie más representativa la codorniz, seguida muy de lejos por de la perdiz roja, la liebre, el conejo y la becada. El dato más relevante es que prácticamente el 100% del territorio del ámbito de actuación de ADEMA tiene carácter cinegético y está acotado, contando todos los municipios con cotos de caza, siendo Arcos de Jalón el que posee mayor número de hectáreas de terreno acotadas, seguido de Cubo de la Solana y Medinaceli, Quintana Redonda, Barahona, Almazán y Almaluez. De los 178 cotos de caza existentes en la zona (abril 2015) 165 son privados y 13 federativos. La caza, constituye para gran cantidad de pequeños núcleos de población rural, una de las principales fuentes de ingresos, a través de la subasta de la actividad cinegética, los derechos de caza o, desde un concepto más genérico, a través del turismo cinegético.

La Pesca

Al igual que la caza está orientada a demandas de tipo recreativo – deportivo y de contacto del hombre con la naturaleza. Su importancia económica es mucho menor que la de la caza. En el ámbito de actuación de ADEMA hay (2015) dos zonas vedadas (río Blanco y parte del río Jalón –desde su nacimiento hasta Medinaceli-) y tres en régimen especial controlado (dos en el río Jalón y otra en el río Duero en Cubo de la Solana).No hay cotos intensivos en la zona. El río Duero por dimensiones y especies es el de mayor interés. En el embalse de Monteagudo de las Vicarías es posible la pesca en parte de él; la especie predominante es la carpa con ejemplares de gran tamaño y el blackbass (invasora).

Sector secundario

El núcleo de Almazán concentra la mayor actividad fabril de la zona que en general se caracteriza por una escasa tradición al respecto, y una falta de iniciativa empresarial.  El tejido industrial en el territorio objeto de estudio se centra principalmente en 4 sectores:

La industria de la madera

La industria de la madera, en la que se encuentran empresas que cubren un amplio abanico de actividades como el aserrado de madera o la fabricación de embalajes y palets. Pero son sin duda las empresas de fabricación de muebles las más emblemáticas y de mayor tradición y raigambre de la zona. Elaboran un mueble de gran calidad, empleando maderas nobles (nogal, cerezo, haya). De las fábricas de muebles existentes la mayor parte se ubican en el muncipio de Almazán, lo que le otorga el apelativo de “Villa del Mueble”. Es un sector que está atravesando una crisis a nivel nacional, motivada por diversos factores (cambios de tendencia en la sociedad actual, alta competencia de productos importados…), lo que ha obligado a reducir las plantillas de empresas dedicadas a ello pasando de una media de 20-30 trabajadores a pequeñas unidades de producción que emplean a menos de 10 trabajadores, creándose a su vez nuevas pequeñas empresas.

La industria de alimentación

Es el segundo sector industrial en importancia por volumen de empleo pero el primero en número de empresas. La gama de actividades englobadas bajo la rúbrica de alimentación es diversificada y va desde la elaboración de productos de cerdo, entre los que destaca el torrezno por haber obtenido recientemente una Marca de Garantía “torrezno de Soria” a la elaboración de harinas, agua mineral, café, pan o pastelería- esta última de honda tradición en la zona, especialmente en Almazán, Arcos de Jalón y Berlanga de Duero, elaborada en obradores artesanos y carentes del mínimo plan de expansión. Se trata en su mayoría de pequeños establecimientos que ocupan entre uno y cinco trabajadores. Solamente dos empresas radicadas en Almazán y dedicadas a la elaboración de productos cárnicos y embutidos derivados del cerdo y al embotellado de agua mineral, refrescos de gaseosa y limón, superan los veinticinco trabajadores, umbral que permite un tamaño de mercado superior al estrictamente local-provincial. La reciente modernización del canal de Almazán puede ser una oportunidad para la instalación y consolidación de empresas agrarias y agroalimentarias vinculadas a los cultivos en la zona, generando empleo y favoreciendo el mantenimiento de la población.

La industrias el papel

En Almazán se ubican las papeleras Torraspapel y Reno de Medici, la primera dedicada a la fabricación de papel autoadhesivo y la segunda a la fabricación de cartoncillo estucado; entre ambas ocupan a más de 250 trabajadores.

La industria del metal

En el territorio existen al menos una docena de empresas dedicadas a la cerrajería y a la carpintería metálica. La más representativa es Forjas Castilla, ubicada en Almazán, fundada en 1980 y dedicada a la fabricación de forja y estampación en caliente de todo tipo de productos industriales, con 38 empleados en la actualidad (2015).

El resto de actividades industriales de la zona tienen una menor repercusión en el mercado de trabajo, constatándose la presencia de fabricación de hormigones y áridos, marmolería, abonos orgánicos, confección (zapatos, lonas…), material contra incendios, destilación de la resina….

Finalmente en el ámbito de actuación de ADEMA nos encontramos con 4 polígonos industriales, los cuales se sitúan en las localidades de Arcos de Jalón, Medinaceli, Almazán y Tardelcuende. Si bien este último no tiene parcelas disponibles (año 2015), los tres primeros cuentan con disponibilidad y se encuentran bien comunicados.

En cuanto a la construcción se destaca la existencia de un importante número de pequeñas empresas, que a pesar de la crisis subsisten con reducción de plantillas, muchas de ellas compuestas por autónomos que trabajan por cuenta propia.

Sector terciario

El comercio

El comercio al por mayor es insignificante en la zona, frente al comercio al por menor que se concentra en los núcleos poblacionales de cierta entidad. Almazán cuenta con una variada oferta comercial, predominando los establecimientos minoristas de productos alimenticios y bebidas (frutas y verduras, carnicerías, pescaderías, panaderías, alimentación en general…) y los de textil, confección y calzado. Son establecimientos de carácter familiar, algunos de reciente creación y otros regentados por personas mayores sin visos de continuidad. La situación es similar en Arcos de Jalón y Berlanga de Duero, aunque con menor variedad y número de establecimientos. Como amenazas del sector se ven la compra en otras localidades, especialmente en la capital y en centros comerciales de provincias limítrofes, el incremento de las compras on-line y los mercados semanales (3: en Almazán –martes- Arcos de Jalón –lunes- y Berlanga de Duero –miércoles)que presentan a precios más asequibles productos como frutas y verduras, calzado, ropa, artículos de hogar. La venta ambulante de dichos productos llega a muchos de nuestros pequeños municipios aunque con una periodicidad a veces insuficiente.

Talleres

También hay presencia de talleres de reparación de vehículos y maquinaria (en su mayoría agrícola).

Servicios a la tercera edad

En cuanto a los servicios a la tercera edad el aumento de la esperanza de vida ha motivado una población de edad muy avanzada y ello ha derivado en una creciente demanda de servicios asistenciales para la tercera edad. Estos servicios en ocasiones son prestados en el propio hogar a través de los Centros de Acción Social –CEAS- con sus programas de “Ayuda a domicilio” y “teleasistencia domiciliaria” y en otras ocasiones a través de residencias. En el ámbito de actuación de ADEMA hay (año 2015) 15 residencias de ancianos. En total suman más de 800 plazas distribuidas en válidos, asistidos y mixtas y la mayor parte de las personas que en ellas trabajan son mujeres. Almazán cuenta además con un Centro de Día.

Hostelería

En cuanto a la hostelería en la comarca de ADEMA hay (año 2015) 34 establecimientos (hoteles, hostales y pensiones) con un total de 677 plazas siendo los hoteles de 3 estrellas y los hostales-residencias de dos, los de mayor disponibilidad de plazas, y Almazán (246 plazas), seguida de Medinaceli (138), Arcos de Jalón (84) y Berlanga de Duero (81) las entidades que cuentan con mayor oferta hostelera.

Turismo Rural

En lo que respecta al turismo rural hay 58 establecimientos (año 2015)(la mayoría casas rurales de alquiler completo: 41) que albergan un total de 501 plazas y se encuentran distribuidas en 34 localidades, destacando Berlanga de Duero con 52 plazas, Somaén con 43 o Quintana Redonda con 30. El mayor problema con el que se encuentran en el sector turístico es el de la estacionalidad y el corto tiempo de permanencia, fruto en parte de la falta de actividades complementarias y la escasa promoción.

Restaurantes

Los restaurantes se localizan (año 2015) en 15 localidades. Por el número de establecimientos y plazas merece la pena destacar Almazán (15), Medinaceli (12) y Berlanga de Duero (6).20 municipios no cuentan con ningún tipo de restaurante o bar.

Gasolineras

Hay siete estaciones de servicio permanentes en Almazán (3), Arcos de Jalón, Medinaceli, Santa María de Huerta y Hortezuela.

Entidades bancarias

Tan solo 8 localidades cuentan con entidades bancarias (Almazán (8), Arcos de Jalón (5), Berlanga de Duero (4), Medinaceli (3), Monteagudo de las Vicarías (2), y una en Serón de Nágima, Tardelcuende y Morón de Almazán).

Sector artesano

Como sector artesano merece la pena destacar la cerámica tradicional de Quintana Redonda y Tajueco. Es una zona de gran tradición artesanal donde se producen una cerámica típica de color negro. El futuro es pesimista por la falta de personal que se dedique a esta actividad.

Servicios profesionales

Finalmente en cuanto a servicios profesionales, abogados, procuradores, arquitectos, ingenieros, asesores… se concentran en los tres núcleos principales (Almazán, Arcos de Jalón y Berlanga de Duero).